Richard Coudenhove-Kalergi

Coudehorve-KalergiRichard Coudenhove-Kalergi, nacido el 17 de Noviembre de 1894 en Tokio, de padre austro-húngaro y madre japonesa, es una personalidad fuera de lo común que, lamentablemente en la actualidad, sólo conocen aquellas personas que están involucradas en el desarrollo de la unión política de Europa.

El primer llamamiento a la unidad de Europa lo realizó Coudenhove-Kalergi en Octubre de 1922. Al año siguiente propuso el primer proyecto moderno de una Europa unida, expuesto en su libro PAN-EUROPA. Esta obra profética sigue fascinando por su actualidad. Según Coudenhove-Kalergi Europa es heredera de un rico pasado y debe estar unida para sobrevivir, aunque preservando las particularidades de todos sus pueblos, teniendo éstos a su vez el derecho incontestable de conservar dichas particularidades. El rechazo a todo prejuicio nacionalista, la defensa de la libertad y la consolidación de la paz son, junto con la reconciliación de Francia y Alemania, los pilares de la unidad europea. Traducido a numerosos idiomas, este llamamiento obtuvo un éxito clamoroso: en él se pasa revista a las causas de las crisis europeas, se esbozan soluciones concretas y, sobre todo, la unión de Europa aparece como algo plausible y deseable y no como una lejana utopía. Además interroga sobre la cuestión fundamental de la dimensión espiritual e intelectual de la unión del viejo continente.

Ya en el intervalo de las dos guerras, el mensaje fue percibido por un buen número de personalidades, entre las que se encontraban Konrad Adenauer, Robert Schuman, Alcide de Gasperi y Winston Churchill. Estos Hombres de Estado, así como otros muchos como Aristide Briand, Gustav Stresemann, Charles de Gaulle o Carlo Sforza, y eminentes pensadores como Denis de Rougemont, Alexis Léger, Carl Burkhardt, Salvador de Madariaga o Benedetto Croce, encontraron en las ideas paneuropeas y en el trato de Coudenhove-Kalergi la fuente de su compromiso europeo.

Coudenhove-Kalergi fue el inspirador de la idea de la unificación del carbón alemán y el mineral francés (1923) que culminó en 1950 con la creación de la primera Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). También fue quien suscitó el proyecto de Unión Europea presentado por Aristide Briand en 1929 en la Sociedad de Naciones de Ginebra, proyecto que no llegó a madurar debido al deterioro de las relaciones entre los diferentes Estados. También debemos a Coudenhove-Kalegi la adopción del Himno de la Alegría, inspirado en la 9ª Sinfonía de Beethoven, como himno de Europa (1929). Asimismo fue él quien sugirió en 1930 la celebración del Día de Europa y la creación de un sello de correos europeo en 1947.
En 1948 Coudenhoven-Kalergi fundó en Gstaad (Suiza) la Unión Parlamentaria Europea que, tras el Congreso de Europa de la Haya en 1948, condujo a la creación del Consejo de Europa y del Parlamento Europeo.
Tras la Segunda Guerra Mundial surgieron diversas organizaciones europeas oficiales o privadas. Todas se inspiraron en mayor o menor grado en Richard Coudenhove-Kalergi.